Leonardo Anselmi

Matar al mensajero

Posted in 1 by leonardoanselmi on 5 abril, 2010

No me fue fácil decidir cuál sería mi primera publicación en este blog. En cierta medida interpreto esta decisión como una escalera en el orden de prioridades propio, personal, individual, pero también institucional. Porque es que al estar tan comprometido con el movimiento por los derechos de los animales, y al haber hecho de mi vida un activismo y de mi activismo una vida, creí oportuno comenzar por refutar, explicar, rebatir y objetar algunos argumentos que la industria taurina, mediante sus portales en internet, se ha encargado de divulgar como estrategia para “matar al mensajero (cuando no se puede con el mensaje)”.

A finales del año 2008 el movimiento abolicionista de Cataluña, unificado bajo el nombre de Plataforma PROU (que quiere decir “basta” en catalán), comenzó una carrera legislativa que, de acabar en una victoria, lograría la abolición definitiva de las corridas de toros en esta Comunidad Autónoma. Un hecho histórico en texto y en contexto: sería la primera vez que el movimiento animalista se organizaba con un mismo objetivo y bajo una misma estrategia; a la vez, era la primera vez que el animalismo utilizaría una herramienta de estas características, una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), recurso democrático recogido en la constitución y reglamentado por la autonomía.

Desde que en Diciembre de 2009 la ILP superara el trámite de las enmiendas a la totalidad, la industria taurina comenzó a tomarnos más en serio, y buena prueba de ello son los ataques desmedidos, injustificados y camorreros que hemos recibido algunos de nosotros, personas vinculadas a la campaña de algún modo. Gandhi decía “Primero te ignoran. Luego se ríen de ti. Luego te atacan. Entonces ganas”. Si esto es cierto, y yo creo que sí, nos encontramos en el tercer escalón del proceso. Son tantos y tan variados los ataques que recibimos a diario por parte de esta industria que podríamos ordenarlos y clasificarlos por colores, aromas y sabores, mejor dicho, por cómo se ven, por cómo apestan y por lo mal que saben algunos de ellos.

Uno de los principales blancos de esta campaña de estigma y difamación fue un tal Leonardo Anselmi, pero tranquilos que no soy yo. Es otro. Uno que cobra fortunas de unas multinacionales, pero que paradójicamente “es un anti-sistema”. Uno que tiene negocios vinculados a la venta de animales de compañía, por mucho que se oponga a ella, incluso de forma pública y mediática. Uno que asesora a más de mil políticos y Ayuntamientos. Tras esa oleada de falacias, mentiras, engaños y manipulación, yo, que me llamo igual que este señor inventado por la industria taurina, he recibido amenazas y ataques de todos los tipos y colores.

En lugar de tanta paranoia infundada ¿no era más fácil y más sensato pensar que Anselmi es un activista por los derechos de los animales, que trabajando en el seno de una Plataforma ciudadana cumplió el rol de Portavoz de la misma? Parece ser que no. Por mucho más lógico que parezca. Por mucho más sensato que suene. Este señor, Anselmi, es y será lo que la industria taurina quiera, o se invente, que sea o deba ser. Apenas nos conviene que este señor trabaje por los animales, y mucho menos que no sea catalán de nombre, acento y apellido, pues no se le puede acusar de independentista.

Necedades aparte, las probabilidades de frenar la abolición de las corridas de toros son más bien bajas, por no decir nulas. Menos aún con estrategias tan mediocres como la mencionada. El aumento de la consciencia animalista en la sociedad va en claro aumento y subiendo; Cataluña marca la cresta de la ola pero detrás viene mucha más agua, salada y mineralizada, joven y entusiasta, empujando, saliendo a la calle, reivindicando, evolucionando poco a poco. Tendrán que maldecir a muchos activistas, difamar a cientos de organizaciones, amedrentar a millares de abolicionistas, en definitiva, “matar a miles de mensajeros”. Porque en algo sí que estamos de acuerdo: no pueden con el mensaje.

Varias personas del ámbito académico, mediático, de la cultura, el arte, la política o el deporte han posado de esta forma para pedir el fin de las corridas de toros y en apoyo a la campaña.

Anuncios

19 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. angusenelespaciovacio said, on 5 abril, 2010 at 18:56

    La de los toros es una cuestión difícil sin duda, donde hay desde prejucios nacionalistas de toda índole hasta razones tradicionalistas… Donde una especie puede desaparecer, su ecosistema… dudo que los ganaderos dejen de ganar dinero, si tienen que elegir entre el turismo rural y un campo de golf… adios a miles de hectarias de dehesa mediterranea. Soy antitaurino, pero la verdadera meta que se debe perseguir no es el acabar de la noche a la mañana por la via del decreto con la fiesta, si no con la cultura del toro… de que sirve que no haya corridas de toros, si hay cientos de todos embolados por toda la geografía mediterranea…

  2. leonardoanselmi said, on 5 abril, 2010 at 19:44

    Gracias por tu comentario “angusenelespaciovacio”.

    Personalmente no me he encontrado con prejuicios nacionalistas, no quiere decir que no los haya. Puntualmente, en lo que respecta a nuestra plataforma y a la ILP, en todo momento hemos pedido que no se politice con un tema que no debería tener connotaciones políticas sino únicamente éticas.

    Es imposible que desaparezca una especie que no es tal. Los toros usados para la lídia no representan una especie, ni siquiera representan una raza, y aunque así fuera no pertenecen a la biodiversidad, sino que son fruto de la manipulación genética durante cientos de años.

    En cualquier caso, las medidas que proponemos desde el abolicionismo es que los cientos de millones de euros que destinan de dinero público para conservar estos festejos, sean entonces invertidos en la reconversión del sector. Las corridas de toros se acabarán de todos modos, por Ley o por anacronismo, por lo que sería prudente e imperativo que los empresarios taurinos abandonen el camino de la mendicidad para abordar el camino de la reconvserción. Sólo eso salvará sus empresas y los puestos de trabajo.

    Un saludo!

  3. jesade said, on 5 abril, 2010 at 20:49

    Muy bueno argentino, no está nada mal para ser tu primera entrada del blog. Un abrazo, y a seguir dando caña.

  4. alberca said, on 5 abril, 2010 at 22:05

    Tienes toda la razón. Y nunca conseguirán matar a todos los mensajeros, porque nos multiplicaremos y creceremos a medida que la empatía se vaya abriendo camino en esta sociedad. Gandhi tenía razón.
    Yo se que no veré el fin del maltrato a todos los animales (incluidos los humanos), pero también se que cada día está un poquito más cerca, gracias a todos los mensajeros que distribuyen el mensaje por el mundo, consiguiendo que éste vaya calando cada vez más hondo.
    Por otro lado, ¿como puedes creer que pueden pensar en forma sensata quienes anteponen su negocio al sufrimiento de los seres vivos, mientras otros contemplan como muere y van poco a poco, a menudo sin apercibirse de ello, aceptando el maltrato como parte de sus vidas?
    Gracias, mensajero. Prou

    • leonardoanselmi said, on 5 abril, 2010 at 22:39

      Gracias alberca por su mensaje:

      Dividamos. Una cosa es “lo que digan” porque estratégicamente prefieren emitir determinada información, y otra cosa es que incluso ellos mismos se lo crean, y pretendan hacérselo creer a los propios aficionados (desde mi punto de vista las únicas víctimas del abolicionismo). Y digo las únicas víctimas porque en definitiva lo son: el progreso moral (no nosotros, que somos simples logistas) está arrollando esta afición que tienen, que hasta la fecha era completamente legal, y que se propagaba de forma cultural de padres a hijos. Si ves o lees la comparecencia de Antonio Moreno (ex aficionado) en el Parlament de Catalunya, entenderás un poco al aficionado taurino. Tiene mucha razón en algo que dice “si tu padre o tu madre te dicen de pequeño que eso que estás viendo está bien ¿a qué niño se le ocurriría lo contrario?”. La respuesta es “a muy pocos o ninguno”. Todos en definitiva somos víctimas de nuestra educación, de nuestra carga cultural.
      Pero la industria taurina es otra cosa. La industria taurina no se cree nada ni de la tradición, ni del arte, ni de la liturgia. Son ellos mismos los que apuñalan al aficionado constantemente, y ahora pretenden hacerles creer que un tío con capacidades supersónicas viene de Argentina para prohibir las corridas de toros. Es una forma infantil de embarrar el terreno.

  5. carlesmarco said, on 5 abril, 2010 at 22:08

    Me gusta el contenido, me gusta el tono y, por supuesto, el sentido del humor que has imprimido a tu primer post. Enhorabuena por el estreno y adelante. Luego te enlazo desde mi blog.

    • leonardoanselmi said, on 5 abril, 2010 at 22:52

      Muchas gracias Carles, espero poder seguir colgando entradas y contando con tus aportaciones. Un abrazo!

  6. trastillo said, on 5 abril, 2010 at 22:12

    Me ha gustado mucho tu primera entrada en el blog, estoy de acuerdo al 100% contigo. Espero y deseo que la abolición de las corridas de toros sea una realidad en Cataluña como lo fue en su día en las Canarias. Lo único que en las islas jamás se armo tal revuelo politizado.
    Un saludo!

    • leonardoanselmi said, on 5 abril, 2010 at 22:51

      Para más INRI, el impulsor de la abolición en Canarias era del PP. Esas cosas de la vida… Gracias por el comentario!

  7. aranyapeluda1 said, on 5 abril, 2010 at 23:38

    Para que quede constancia de las ganas de ensuciar tu imagen.

    TRANSCRIPCIÓN DE UNA CONVERSACIÓN EN UN DEBATE EN INTERECONOMÍA:

    El torero Luis Miguel Encabo le pregunta a Luis Corrales y David Pérez: ”¿Quién es Leonardo Anselmi, de donde viene, y qué pretensiones económicas puede tener con esto que ha lanzado? Es un señor argentino que se presenta en Cataluña un poco para mover aquello, que se presenta como italiano porque le interesa…” Y Luis Corrales dice: “A lo mejor o a lo peor el señor Anselmi, que se presenta algunas veces como italiano y otras como argentino, tiene algo que ocultar”.

    Para empezar es absolutamente ridículo que alguien se pueda presentar como italiano “porque le interesa”. Lo dicen así, con un tonillo que induce a la sospecha, a pesar de la intrascendencia del comentario. ¿Italiano? ¿Por qué le interesa? Venga Leo, no lo niegues: TIENES UNA CADENA DE PIZZERIAS, jaja!

    Muchas felicidades por el blog. Hacía tiempo que me preguntaba por qué no tenías uno.

    • leonardoanselmi said, on 6 abril, 2010 at 0:25

      En principio la sangre, Araña. De todos modos, esa confusión viene porque en una feria presentaba un producto para una empresa para la que trabajaba, y la, o el, periodista me puso como italiano en la página web. También influía que uno de los productos que distribuíamos era de origen italiano, y esto se ve claramente afectado porque ese sector estaba copado por empresas italianas, como es normal: la estética. Dicho esto, si sumamos que tengo nombre, segundo nombre, primer apellido y segundo apellido italianos todos ellos, pues yo creo que estaban las condiciones dadas para que alguien piense que era italiano. Y cometió el gravísimo error de subirlo en una web.

      Gracias por el comentario!

  8. faynafauna said, on 6 abril, 2010 at 9:24

    Cómo que italiano???? pero tú no eras un acérrimo nacionalista catalán que quiere destrozar la ya maltrecha identidad española? Pobres catalanes mira que tener que irse a Italia -o a Argentina- para buscar sus líderes separatistas…
    Las cosas que dicen son tan ridículas!

    Creo que para ellos es imposible que alguien luche por los derechos de los animales, no les cabe en su cabezota, por eso se esfuerzan en buscar razones ocultas. Les parece absurdo que alguien tome trabajo por una causa noble, y más si es la defensa de los animales, que para ellos son cosas. Es como luchar por los derechos de los cubiertos de mesa… Esa es la primera razón. La segunda es, claro, que no tienen argumentos válidos.

    • leonardoanselmi said, on 6 abril, 2010 at 22:51

      Así Fayna, resulta hasta paradójico, pero aún así tu análisis es completamente cierto. Todos estos inventos se los tuvieron que sacar de la manga porque no podían acusarme de catalanista, o sí, podrían haberlo hecho, pero nadie se lo hubiera creido.

      No conciben la idea de que alguien luche gratuitamente a favor de unos seres que ni siquiera lo podrán agradecer.

      Un abrazo y gracias por seguir el blog!

  9. agustinap said, on 6 abril, 2010 at 14:02

    Bien Leonardo por tu primera entrada! nadie podrá acallar los mensajes, es muy cierto. Y cada vez se escuchan más fuerte, aunque no levantes la voz. Desde mi Argentina, felicitaciones y gracias por tanto. Y que sepas que somos MUCHOS los que apoyamos el movimiento antitaurino.

    • leonardoanselmi said, on 6 abril, 2010 at 22:52

      Muchas gracias Agus, es un placer contar también tus ánimos y tu participación en el blog. Un abrazo!

  10. Isabel Sanchez said, on 9 abril, 2010 at 11:24

    Hola Leonardo, cuando dejasta tu mensaje en los muros anunciando éste tu blog, vine inmediatamente a echarle un ojiot pero por falta de tiempo no te pude dejar ningún comentario, ahora me parece que has corregido algunos párrafos. Vengo a felicitarte por nuevo proyecto de este blog y no te preocupes de esos que te quieren desprestigiar, al fin y al cabo son taurinos y no dejan de ser enemigos. Es mucho más triste y patético que entre los mismos que defienden una misma causa intenten desprestigiarse, como ha habido algún caso que por ego o afán de protagonismo se ha dejado caer algún comentario malintencionado hacia alguien (que también lucha incondicionalmente por los derechos de los animales, pués en la causa están comprometidos miles y miles de animalistas desde hace muchos años ya) con el fin de desprestigiarle y quitarle credibilidad. ¿No te parece de cobarde una acciön así?
    Un saludo Leo y adelante.

    • leonardoanselmi said, on 10 abril, 2010 at 13:29

      Hola Isabel, gracias por el apoyo.

      Tengo pensado ya escribir una entrada sobre la organización de las organizaciones, el movimiento, sus internas y sus externas, de modo que sirva también como guía para ir eliminando estos comportamientos. No deben irse las personas, simplemente deben cambiar un poco algunas costumbres. Poco a poco iremos evolucionando.

      Saludos,

  11. Nellita said, on 5 diciembre, 2011 at 23:31

    Una entrada de blog fantastica! te felicito! nunca dejes de seguir luchando! que siempre estaremos para apoyarte! y como siempre me decia mi mamá “cuanto más te mencione la gente ya sea para bien o para mal, más importante te vuelves, y más crece el respeto hacia a ti! y sin que ellos se den cuenta”!
    Saludos!


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: