Leonardo Anselmi

Sobre los derechos de los animales

Existen cientos de libros que explican las diferentes teorías sobre los derechos de los animales. Sin embargo, y aunque normalmente recomiendo estas lecturas por más que se haga de forma excéptica o crítica, entiendo que existan personas que no quieran profundizar tanto y tan profundo sobre la materia, o bien porque no les parezca importante, o bien porque tengan posturas contrarias, incluso porque prefieran explicaciones más simples, y aún porque consideran que no las necesitan. En tal caso intentaré resumir en un dos párrafos las cuestiones que yo considero fundamentales al momento de hablar sobre los derechos de los animales y la forma que tenemos de ayudarles.

Por racionalidad o intuición, por empatía, por compasión, por ética o por sentido común, por lástima o por precaución; existen muchos motivantes para considerar a los animales como individuos que deben ser respetados y deben ser incluídos en nuestro círculo de la ética. La ciencia ya no tiene dudas de que los animales pueden sufrir y también sentir placer. No tiene dudas de que son inteligentes. No tiene dudas de que los animales experimentan emociones. Entonces ¿por qué dudamos al momento de respetarlos? Qué duda cabe: tenemos un conflicto moral respecto al trato que damos a los animales y en comparación al trato, o no trato, que debemos darles. Racionalmente sabemos que los animales son seres que deben ser respetados, sin embargo en nuestra sociedad eso resultaría tan difícil que hasta nos parece utópico.

La segunda cuestión entonces es ¿cómo solucionamos ese problema moral? Lo más importante es tomárselo con calma, realismo y pragmática. La explotación y esclavitud de los animales, su maltrato a manos humanas, y su consideración de “cosas” tiene muchos cientos de años. Esta inercia ha creado dos elementos difíciles de combatir: la cultura y la estructura.

La cultura, personificada en la educación, la publicidad, los conceptos socialmente aceptados, puede ser analizada desde un punto de vista ético. La ética es una herramienta de la que disponemos los seres humanos, y que justamente tiene como razón de ser el limitar nuestros instintos animales de modo que podamos diferenciar lo que está mal de lo que está bien, independientemente de si lo queremos o no, lo necesitamos o no. Si bien se han encontrado compartamientos éticos en varias especies animales, el ser humano dispone de mecanismos suficientes para pasar por el filtro de la ética todas sus acciones y comportamientos. En este sentido tenemos a nuestra disposición todo un abanico de decisiones que podemos tomar para beneficiar a los animales: no asistir a los zoos, acuarios o a circos que utilicen animales; no asistir a corridas de toros o a fiestas populares donde éstos sean utilizados; abandonar el consumo de productos de origen animal y llevar un dieta completamente vegetariana; investigar sobre las marcas que no experimentan sus productos en animales; a la hora de vestirnos no utilizar productos provenientes de animales; y respecto a los animales de compañía el secreto radica en adoptar en lugar de comprar, esterizarlo siempre, y realizar control sobre el trato que nuestros vecinos dan a sus animales.

La estructura tiene que ver con las redes económicas, legislativas, jurídicas, comerciales, industriales y financieras, entre otras, que se han creado durante muchísimos años alrededor de la cosificación, explotación y maltrato de los animales. Si bien la ética parece un motivante suficiente para generar cambios, lo cierto es que estas estructuras ya creadas generarán suficiente resistencia para imposibilitar este tipo de avances. Por eso es importante, a la vez que asumimos cambios personales, proyectar en la sociedad nuestra forma de pensar para generar conscienciación respecto a la consideración de los animales. Las asociaciones animalistas son una buena fórmula social para proyectar esta nueva ética, y todas las asociaciones necesitan activistas comprometidos, ideas, recursos, socios, aportes económicos, y cualquier ayuda que se les pueda prestar.

En conclusión: tenemos un problema, que es el trato que damos a los animales en dilema con el trato que deberíamos darle; y dos vías de solución, la individual, para cambiar la cultura cosificadora; y la social para cambiar la estructura que la hace posible. En ambas vías podemos hacer algo, todas y todos podemos hacer algo.

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Fernanda said, on 2 marzo, 2012 at 3:49

    Estoy totalmente de acuerdo en el hecho de que el maltrato animal, no es mas que una cuestión simplemente de ética, al igual que la tiene cualquier persona que ejerce una profesión; uno decide la ética profesional que mantiene es igual con los animales, su maltrato es una cuestión de conciencia personal, pero para poder asegurarlo contra personas que no entienden de conciencia haría falta resaltar la creación de disposiciones jurídicas efectivas que controlen esta situación, sobre todo efectivas y una cultura de protección animal desde el inicio de la educación.

  2. hajime said, on 25 marzo, 2012 at 0:54

    A mí sí me interesa empaparme de lecturas relacionadas. ¿Qué libros recomiendas?

    Saludos,

  3. BRIK said, on 15 junio, 2012 at 7:16

    REALMENTE NO ENTIENDO POR QUE LA GENTE NO PUEDE ENTENDER QUE REALMENTE LOS ANIMALES SON SERES VIVIOS QUE SIENTE Y RAZONAN, AL MENOS YO TENGO ANIMALITOS EN MICASO CON LOS CUALES PUEDO VER QUE SON REALMENTE LINDOS Y MUY INTELIGENTES, YO DIGO QUE NO SE PUEDE PERMITIR MAS MALTRATO ANIMAL GRACIAS POR ESCRIBIR LO QUE MUCHOS QUEREMOS DECIR, POR LO MENOS TENEMOS QUE PENSAR QUE MUCHOS SOLO LO HACEN POR DIVERSION Y OTROS QUE LO HACEN POR NECESIDAD POR ALIMENTARSE Y SOBREVIVIR ES QUE NO LO COMPRENDEMOS DE ESA MANERA REALMENTE NO PUEDE SER QUE SEA POR DIVERSION ES ALGO INHUMANO ALGO ESTUPIDO

  4. […] propio de los mataderos, un vocabulario que forma parte de la memoria de este lugar. A su vez, Leonardo Anselmi, activista pacifista por la liberación animal, reflexiona sobre los problemas morales a raíz de […]


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: