Leonardo Anselmi

La abolición no aceptará moratorias

Posted in 1 by leonardoanselmi on 5 mayo, 2010

Puntualmente esta semana, en un proceso que se acabará el día Lunes, se ha hablado, y aún se habla, de las posibles moratorias que podrían aplicarse a la Iniciativa Legislativa Popular que estamos impulsando, y que tienen como único fin el abolir las corridas de toros en Catalunya.

Pero antes de hablar de términos y tiempos preferimos hablar de razones y de conceptos. El primero de ellos radica en la diferencia que existe entre el término “prohibir” y el término “abolir”. Prohibir es un efecto resultante de una serie de normas políticas y legislativas. Abolir, en cambio, tiene una connotación moral, ya que radica en anular procesos, actividades y comportamientos que atenten contra los valores y la ética social. Prohibir, en todo caso, es el efecto resultante de la decisión de abolir.

El segundo aspecto sobre el que deberíamos reflexionar es en la utilización de la palabra “moratoria”, entendido por algunos como un intento por alcanzar un acuerdo entre abolicionistas y anti-abolicionistas, y lo cierto es que, en este caso, no hay nada está más lejos de eso.

Durante esta semana los medios de comunicación nos consultaron acerca de nuestra postura de cara a una posible moratoria, ya que se estaban barajando cifras de 15 años, 10 años, 5 años. Y la pregunta siempre fue directa “Ante esta situación, la plataforma PROU ¿cuánto tiempo está dispuesta a aceptar?”. Y nuestra respuesta siempre ha sido la misma “no se trata de cantidad de tiempo, sino en concepto de qué deberíamos aceptar tiempo alguno”. La abolición no necesita tiempo, pues la ética y los valores sociales son actuales, existen a día de hoy, y si éticamente la sociedad catalana se decanta por borrar de su presente una actividad que desde hace mucho tiempo debería haberse quedado en su pasado, es porque la decisión en términos morales debe ser tomada con carácter de urgencia, sin trabas, ni retrasos, ni medias tintas. Si en cambio lo que se necesita es un tiempo ejecutivo para la prohibición de las corridas de toros, efecto inmediato de la abolición, entonces estamos hablando de otra cosa completamente diferente.

Pero si un partido necesita 15 años para poder ejecutar una Ley, se trata claramente de un partido incompetente. Lo mismo si fueran 10 años, y lo mismo si fueran 5 años. Si un partido pretende plantear una moratoria con un argumento diferente al ejecutivo, al técnico, y a la dificultad que puede presentar la implementación de la abolición ¿qué argumento sería ese? Ninguna lógica podría sostenerse.

La Plataforma PROU ha pedido a los partidos que bajo ningún punto de vista permitan que el texto final de la ILP acabe siendo una falta de respeto y una burla a todos los firmantes que pidieron la abolición. Si se tienen que abolir las corridas de toros que sea ya o que no sea; luego estamos dispuestos a hablar de cuánto tiempo, en términos técnicos, son necesarios para ejecutar su prohibición y el fin de la actividad.

Aunque la prohibición deba hacerse esperar, la abolición no aceptará moratorias.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: